Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cybersquatting: qué es y cómo se combate

marzo 5, 2019 | By | No Comments

La definición de cybersquatting que propone la Ley de Protección del Consumidor (ACPA) es el registro, tráfico o utilización del nombre de un dominio bajo el intento de obtener beneficios de una marca comercial que pertenece a otra persona. El cybersquatting, por tanto, es alguien que puede ocupar ese dominio y venderlo a un tercer interesado para desviar el tráfico.

Existen, a su vez, dos tipos de cybersquatting:

  1. Bitsquatting: una compleja práctica donde los ‘ciberocupantes’ realizan un salto de un bit en la transmisión de datos por parte de los usuarios. Estos, por tanto, son conducidos a una página web a la que no han querido acceder de forma previa de forma forzosa.
  2. Typosquatting: consiste en la variación de una letra o número de posición, lo que a la vista del usuario puede pasar desapercibido y generar confusión y conflicto.

En la sociedad globalizada en la que estamos inmersos no podemos excluir que el nombre del dominio asciende al nivel más alto en la jerarquía de las prioridades de cualquier empresa. Su motivo principal es el conocimiento de su marca en el entorno digital; una oportunidad de mercado que no se puede obviar dada su efectividad. Al tratarse de un signo distintivo de las empresas, el dominio entra dentro de la Ley 17/2001 de Marcas, cuya finalidad es extender el alcance de ius prohibendi a la utilización de la marca como nombre de dominio, con el fin de que el titular de la misma puede ejercitar sus derechos frente a terceros que registren un dominio de mala fe (artículo 34.3e).

Cybersquatting

Ahora bien, ¿Con qué leyes contamos para frenar el cybersquatting?

  1. Ley de Marcas

Mencionado anteriormente, la Ley de Marcas manifiesta la prohibición del uso de un nombre de dominio por parte de un tercero cuando este último sea igual o semejante a una marca ya registrada, o bien genere cierta confusión.

2. Ley de Competencia Desleal

La Ley 3/1991 de Competencia Desleal también recoge las conductas mencionadas anteriormente si suponen actos de engaño y confusión, así como actos de reputación ajena.

3. La Política de Uniforme de Resolución de Disputas por Nombres de Dominio (UDRP)

Se trata del texto oficial adoptado por los registradores acreditados por ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) donde se establece la normativa a seguir de los titulares de derechos de nombres comerciales y marcas frente a vulneraciones e infracciones posibles. De esta manera, la UDRP proporciona también algunos factores que ayudan a distinguir cuando se está actuando de mala fe:

  • El nombre del dominio se registra a fin de impedir que el titular de la marca refleje dicha marca en un nombre de dominio.
  • El nombre de dominio ha sido registrado con el fin de perturbar la actividad comercial de un competidor.
  • Hay factores que indican que el nombre de dominio ha sido registrado con la finalidad de ser vendido o alquilado al titular de la marca por un valor superior.
  • Si se usa el nombre de dominio, se intenta atrae de forma intencionada y con ánimo de lucro, usuarios de Internet al sitio web alojado en el mismo y generando, por tanto, confusión con la marca.

 

Submit a Comment