Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Qué son los aforamientos?

diciembre 3, 2018 | By | No Comments

Los aforamientos son un tema latente y recurrente en la actualidad española, vamos a ver de qué tratan. 

El  artículo 14 de la Constitución Española establece que: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Pero la realidad es que no siempre es así, ya que  de hecho existen más de 250.000 aforados en toda España.

Un aforamiento es una situación jurídica según la cual determinadas personas por su condición personal (por el cargo, funciones, personalidades…) tienen un fuero distinto y no son juzgadas por los tribunales ordinarios que corresponde. Pues las personas aforadas solo pueden ser juzgadas por el Tribunal Supremo o el Tribunal Supremo de la Comunidad. De modo que representa una alteración en las reglas de competencia judicial penal.

En España tienen reconocido este derecho: el presidente del Gobierno y los ministros, los presidentes autonómicos y los consejeros de los ejecutivos de la Comunidades Autónomas, así como los presidentes del Congreso y del Senado, los diputados y senadores, el presidente y consejeros del Tribunal de Cuentas, el presidente y consejeros del Consejo de Estado y el Defensor del Pueblo.  Y en el ámbito judicial: los altos cargos como el presidente del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Supremo, del Tribunal Constitucional y los vocales del Consejo General del Poder Judicial, quien responderían, en caso de delito, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, así como todos los jueces, magistrados y fiscales, cuyos procesos penales corresponden a los Tribunales Superiores de Justicia.  Y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen una condición especial de aforamiento, deben ser juzgados por las Audiencias Provinciales en el caso de delitos cometidos en el ejercicio de su cargo.

Con todo esto cabe tener en cuenta no confundirlo con la inmunidad parlamentaria, ya que esta es la prerrogativa de los miembros de un cuerpo legislativo que les concede inmunidad parcial de enjuiciamiento. De modo que no podrán ser perseguidos judicialmente por las opiniones emitidas en el ejercicio de sus cargos y solo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito, pero asimismo, sólo pueden ser juzgados en el Tribunal Supremo. 

Para más información, no dudes en contactar con nosotros, Apex Legal & Finance.

Submit a Comment